martes, 30 de octubre de 2012

El rayu qu'anecia



El rayu qu’anecia


...Vas posar na figar de la mio era:
pelos arrecendores de les flores
esnalará la to alma truebanera

d'anxelicales ceres y llabores.
P’allugar al arrullu de les rexes
de dellos namoraos llabradores.

A allegrar la solombra de les ceyes,
la to sangre acompaña a cada llau
dixebra la to moza y les abeyes.

El to corazón nidiu yá frañáu,
glaya a un campu de peres burbuyoses
la mio afanosa voz de namoráu.

A les alaes almes de les roses
de la peral de nata, torna al ñeru,
que tenemos falar de munches coses,
compañeru del alma, compañeru.

lunes, 29 de octubre de 2012

L'Aurora (cantar)


Yo nun sé si m'asocederá,
suaños que se faigan realidá,
como’l que güei teo nel mio corazón llatente,
dende que tá.

Pueque ésti remanecerá,
sueño que se faiga realidá,
como los que toi
dibuxando pelos mios cantares,
y, yá que tán, nun dexaré
de soñar un plizcu más.

Será, será l'aurora,
será, será asina,
como pasiar, como respirar un nuevu arume
ya aínda más,
y tu, y tu, la mio vida,
verás que ceo tornarás
a estes manes que se dan.

Y, si algama too a camudar,
seliquina contorna amosará,
sentiéstilo enforma bien,
pueque haya nuevos horizontes,
¿sabes por qué, sabes por qué,
nun dexaré de soñar un plizcu más,
una y otra vez?

Nun muerren nunca les coses si tan en ti,
(una y otra vez)
si lu creyisti una vez, tu podrás siguir,
(una y otra vez)
si lu creyisti en serio,
como lu creyera yo.

Será, será l'aurora,
será, será asina,
será la claridá qu'asoma,
una inmensa lluz vendrá.


lunes, 22 de octubre de 2012

Turismo en Tuña

     ¡Norabona pol cumpleaños ya tenéi bona andecha pal 29!

     Pa ufiertar variedá ya pa que lu entiendan los foriatos, amiéstovos “Turismu en Tuña” (en castellán)...


Si quieres hacer turismo,
profundamente rural,
muy próximo al paroxismo,
ven a Tuña capital

del Cuarto de la Riera,
al sureste de Tineo,
del Narcea, a la ribera,
de “finde” o de veraneo.

Apenas verás cien casas,
mas ofertan dos hoteles;
son forestales, las masas,
celestiales, los vergeles.

Donde el bosque se hace el amo,
donde penetra en los ríos,
donde el edén es reclamo
y armonizan caseríos.

Podrás apreciar la historia
en sus diversos palacios,
te sentirás en la gloria
por estos verdes espacios.

El dolmen de Merillés,
la Fana de Genestaza,
las rutas, los tentempiés
con sabroso pan de hogaza.

Nuestras fiestas populares,
el Festival de la Lana,
la magia de estos lugares,
la pétrea estela romana.

La rica fauna y la flora,
los montes, prados y fuentes,
la tradición que enamora,
sus encantadoras gentes.

Donde vivir es un juego,
entre el hórreo y la panera;
cuna del general Riego,
es el Cuarto de la Riera.

Advertir para acabar,
que Tuña causa adicción,
electo pueblo ejemplar,
te robará el corazón.


Pindesierra

martes, 16 de octubre de 2012

El Plizcu de Milín


     Milín foi a Uviéu pa mercar un par de décimos de Llotería de Navidá y, de la que-y taba atendiendo una moza mui curiosa, l’ama l’alministración, que-y andaba escucando, camentó-y:

—¡A ver si garra un bon plizcu!

     Escapao, Milín, que trabucara l’envís, pegó-y un bon plizcu nuna nalga a la nueva, que-y empobinó una gran manovuelta. De magar que foi quien a arrancar, el magüetu, anoxáu dafechamente, aldericó:

—Pónganse d’alcuerdo y andechen colos plizcos, que si non van a aventar a tolos sos veceros.

jueves, 4 de octubre de 2012

ROSARIU



Dexasti Mieldes un día
ya enxamás tornasti ei!!í,
adiós casa, adiós !!ouría,
nun vos olvidéis de mi.

Que más val tirar p’alantre,
que tar morando en precariu,
asina en pelo del diantre,
colóu pa Madrid, Rosariu.

Adiós fana Xinestaza,
ya esi paraxe tan bellu,
quedóu l’alma nesa faza,
encantada en Tabladiellu.

Col mozu de la Riera,
marchasti a la capital,
caltuvisti a la súa vera,
a la vera de Vital.

Con María y Jesusina
entamasti l’amistá,
pa distrayer la morrina,
tan llonxe de la túa ma.

Ensin escaecer un nome,
fonon pasando los años,
agora morréu’l tou home,
pero non los desengaños.

Al escabezar el sueñu,
aínda pelos Madriles,
repasas dende Deigüeñu
fasta’l regueiru Porciles.

Vas andando esi camín,
que crucia pa Becerrales,
vas xubiendo a Brañasín,
glayando colos chavales.

Ansí matas la enganía
de volver per San Bartuelu,
pueque tornes dalgún día,
pa esi benditu suelu.

(Dedicada a Mercedes Rey Arnaldo)