jueves, 25 de marzo de 2010

Por Salamanca


La dama blanca
de Peña Negra,
a Salamanca,
su faz alegra.

De Peñaranda,
Vitigudino,
que bien se anda,
dulce camino.

Sierra de Gata,
próximo anhelo;
Ruta de Plata,
rompes Guijuelo.

Tu risa amena
la siento cerca;
Valdejimena,
Alba y la Alberca.

Ávila añeja,
muralla dura;
historia aneja
de tu cultura.

Senda bendita,
paz del chiquillo,
de Piedrahita
a Arevalillo.

Pueblos ufanos,
libres de miedos,
de campos llanos
y de altos Gredos.

¡Oh dama blanca!,
seré tu amigo.
De Salamanca,
Ciudad Rodrigo.

(Dedicada a mis amigos Alberto y David -médico de Grau-, abulense y salmantino)

Pindesierra

No hay comentarios:

Publicar un comentario